Inicio ABC de opinión Sigue desenfreno y arbitrariedades del dictador sindical en CECyTE Chiapas/ En la Mira/Héctor Estrada

Sigue desenfreno y arbitrariedades del dictador sindical en CECyTE Chiapas/ En la Mira/Héctor Estrada

Sigue desenfreno y arbitrariedades del dictador sindical en CECyTE Chiapas/ En la Mira/Héctor Estrada
0
0

En un evidente acto de desesperación e ilegalidad para recuperar el poder gremial, el secretario general del Sindicato Independiente y Democrático de los Trabajadores al Servicio del Colegio de Estudios Científicos y Tecnológicos del Estado de Chiapas (SIDET-CECyTECH), José Luis Guzmán Jiménez, recibió un duro revés del Tribunal Burocrático tras intentar la sindicalización y recategorización masiva de más de 600 trabajadores para “engordar” de manera abrupta las filas de su sindicato.
La determinación del órgano jurisdiccional se basó estrictamente en que el procedimiento era anómalo y violentaba de manera directa los estatutos del propio sindicato, ya que no se cumplían con los requisitos mínimos para el trámite masivo que intentó llevar a cabo. Se trataba de un evidente acto desesperado, carente de claridad, que implicó prometer beneficios laborales a cientos de trabajadores que él sabía perfectamente eran improcedentes.

Como político de las peores mañas, el objetivo de José Luis Guzmán era simple: buscar el apoyo de cientos de trabajadores a base de mentiras o promesas sin sustento real. Al ya denominado “dictador sindical del Cecytech” nunca le ha importado la base trabajadora, ni la institución educativa y mucho menos los miles de estudiantes que ha tomado recurrentemente como rehenes en busca de sus ambiciones.

Lo que José Luis Guzmán no dijo con honestidad es que la sindicalización y recategorización masiva en beneficio de su sindicato requeriría un monto de alrededor de 20 millones de pesos anuales que no se encuentran disponibles y necesitarían del inevitable endeudamiento de la institución. Y es que, se trata de 620 recategorizaciones que, de manera descabellada, Guzmán Jiménez se comprometió tramposamente a “hacer efectivas”.

Las promesas fuera de lugar del líder sindical significarían un endeudamiento progresivo que, incluso, podrían poner en riesgo los 20 días de aguinaldo excedente que se paga a los trabajadores de la institución. La actitud irresponsable, mentirosa y francamente desesperada de José Luis Guzmán se ha convertido en un grave riesgo para la estabilidad de una institución con alrededor de más de 17 mil estudiantes que, finalmente, son los mayores afectados por la ocurrencias y procedimientos amedrentadores del Secretario General del SIDET.

Pero bueno, que tanto le podría importar a Guzmán Jiménez la estabilidad escolar cuando él y su esposa se mantienen dentro de la nómina del sindicato con sueldos de 28 mil y 13 mil 400 pesos mensuales, respectivamente. Con responsabilidades laborales que evidentemente no realizan por mantenerse “ocupados” en asuntos sindicales. Y a eso súmele usted un número más amplio de amigos y familiares que también ha incrustado en la nómina y de los que se hablará en otras entregas periodísticas.

Guzmán Jiménez no ha dicho tampoco que como prioridad dentro de las negociaciones de recategorización se encuentran ellos mismo (él, su esposa y sus secuaces). Él buscando ser recategorizado como Titular C, para pasar a un sueldo mensual de 43 mil 500 pesos y su esposa, María de los Ángeles Trujillo Gordillo, que mantiene una categoría de Jefa de Oficina con sólo tener una constancia de estudios de secundaria. Se trata de altos niveles de corrupción y nepotismo documentados que resultan indignantes.  

Este lunes, José Luis Guzmán Jiménez salió nuevamente a medios de comunicación para denunciar a la Dirección General del CECyTE Chiapas, ahora por la presunta situación de estudiantes que no pueden regresar a clases debido a las afectaciones estructurales derivadas del pasado terremoto. Sin embargo, realmente poco le interesa semejante escenario. En el trasfondo se trata de otra de sus viejas estrategias para amedrentar a las autoridades y poner sobre la mesa parte de sus caprichos o exigencias.

No es la primera vez que este personaje utiliza circunstancias que poco le interesan o miente para lograr el escándalo público. La situación dentro del Colegio de Estudios Científicos y Tecnológicos del Estado de Chiapas (CECyTE Chiapas) no puede seguir así. La obsesión desmedida del líder del Sindicato Independiente y Democrático de los Trabajadores (SIDET) debe tener un alto, pues finalmente es la institución y los estudiantes quienes terminan pagando las facturas más caras… así las cosas.

Dejanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

four × 2 =