Inicio Estado Inminente crisis humanitaria en Chiapas por desplazamiento forzado interno.

Inminente crisis humanitaria en Chiapas por desplazamiento forzado interno.

0
0

-El Centro de Derechos Humanos Ku’untik denuncia al Estado mexicano ante la Relatora de Pueblos Indígenas de la ONU.

El desplazamiento forzado interno de población indígena en Chiapas alcanza dimensiones de crisis humanitaria. Ante esta situación este Centro de Derechos Humanos denunció ante la Relatora Especial para Pueblos Indígenas de la Organización de las Naciones Unidas, la Señora Victoria Tauli-Corpuz, esta violación múltiple a los derechos humanos. Al respecto, La Corte Interamericana de Derechos Humanos, señala: “…que el desplazamiento es una violación continua y múltiple de derechos humanos y ha destacado la situación de vulnerabilidad en que se encuentra la población desplazada. En conjunto con esto, ha indicado las obligaciones que tiene el Estado respecto a la población desplazada de garantizar su retorno.”[1]

Así también hemos acudido a la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos, de la Organización de Estados Americanos, a solicitar medidas cautelares para salvaguardar la vida y la integridad física de más de 2500 personas en los municipios de Chenalhó y Chalchihuitan, esto solo tomando en cuenta los casos que este Centro de Derechos Humanos documenta y acompaña, como son los casos del Ejido Puebla en Chenalhó y Shulvó en Zinacantan. Sabemos que también hay personas desplazadas de las comunidades de Tenango y Cintalapa en el municipio de Ocosingo y Banavil en el municipio de Tenejapa. Es importante señalar que todos estos casos son resultado de la violencia que existe en el estado de Chiapas, en algunos casos por conflictos no atendidos, otros atendidos inadecuadamente, y unos más promovidos por el Estado mexicano.

Este Centro de Derechos Humanos ha recibido información proveniente de pobladores de la región que indica que hay aproximadamente 300 personas de la comunidad Majompepentik municipio de Chenalhó que se encuentran desplazadas “en la montaña…y ninguna autoridad ha llegado al lugar.” También recibimos información que del municipio de Chalchihuitan “hay 850 niños y niñas, 670 mujeres y 520 hombres desplazadxs, de las comunidades Kanalumtik, Bejelton, Pom y Chen Mut.” Consideramos que esta situación pone en riesgo inminente la vida y la integridad física de estas personas, en particular de las niñas, los niños, las embarazadas, y las personas mayores.

Desde el día 9 de noviembre acudimos a la Comisión Estatal de los Derechos Humanos y esta emitió la Medida Precautoria número CEDH/VARSC/MP/60/2017, sin embargo, esta no ha sido eficaz, puesto a que la situación continua y tiende a su agudización.

Vemos con indignación, que el gobierno del estado haya emitido un boletín de prensa el día de ayer anunciando acuerdos pendientes a resolver dicho conflicto, cuando ya sabía que la situación se había agudizado. El gobierno del estado, para cuando emitió dicho boletín, ya sabía que, para las cuatro de la tarde, del día de ayer, pobladores del municipio de Chenalhó ya habían desalojado a elementos de la Secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana que pretendían reestablecer los dos destacamentos de la tijera Kanalumtik, entre Majompepentik y Zacatonal, y que aproximadamente a las 6 de la tarde colocaron rocas en la carretera, con el fin de dejar incomunicados a los pobladores de Chalchihuitan. Este engaño mediático por parte del gobierno del estado de Chiapas se da en el marco de la visita de la Relatora Especial.

De la información recibida por este Centro de Derechos Humanos, es de resaltar que diversas fuentes, incluso oficiales, refieren la presencia de un grupo fuertemente armado de corte paramilitar en el municipio de Chenalhó, que incluso intimida a los elementos de la policía estatal. Por su lado, se dice que en Chalchihuitan “se organiza cada una de las comunidades para estar altera por cualquier acción de los de Chenalhó.”

Lo anterior evidencia una crisis social y humanitaria tendiente a su agudización con consecuencia de violaciones a los derechos humanos aún más graves, debido a la falta de atención oportuna y adecuada por parte del Estado mexicano.

Dejanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

eight + 15 =